La Matanza Empresas

Un centenar de despedidos por cierre de una aceitera en Villa Madero

 Gestión de Gobierno

Un centenar de despedidos por cierre de una aceitera en Villa Madero

Un centenar de despedidos por cierre de una aceitera en Villa Madero
julio 12
12:00 2016

Se trata de la empresa Agroindustria Madero SA, que al presentar la quiebra, dejó a los trabajadores en la calle luego de haber estado cuatro meses sin cobrar sus salarios. La AFIP había denunciado a la firma por utilizar facturas apócrifas.

La aceitera Agroindustria Madero, ubicada en la avenida San Martín al 5.840, Villa Madero, cerró las puertas de su fábrica dejando a un centenar de empleados en la calle. Según el testimonio de los trabajadores, el conflicto comenzó en diciembre último, a partir de los salarios liquidados “erróneamente, sin el reconocimiento de horas extra, aguinaldos o el pago de las vacaciones.

El momento culmine se agudizó en abril, cuando la aceitera dejó de pagar los sueldos por la fuerte “crisis financiera” generada por la caída sostenida en la demanda y el aumento de las materias primas, situación que desencadenó en un alza los costos de producción. La situación se agudizó aun más por la suba en las tarifas de los servicios públicos del último semestre.

La situación financiera se agudizó por la suba en las tarifas de los servicios públicos del último semestre.

Agroindustria Madero SA se dedicaba a la producción de aceites vegetales, lecitina, pellets de soja y girasol, alimentos balanceados y harina flash. De acuerdo a los empleados, se había presentado en concurso preventivo de acreedores en noviembre de 2010 por cesación de pagos -ante el Juzgado N° 22, secretaría N° 44-, pero continuó operando.

“El dueño Carlos de Pina nos propuso que trabajemos por un sueldo inferior al previsto por el convenio colectivo y como lo rechazamos, dejó de pagarnos”, coincidieron en denunciar los delegados de los trabajadores. Finalmente, indicaron que -en octubre de 2014- la firma fue denunciada por la AFIP por haber empleado facturas apócrifas.

Fuente: El1 digital

Últimas búsquedas laborales en la matanza