La Matanza Empresas

Por la inflación, los gremios se preparan para aplicar la “cláusula gatillo”

 Gestión de Gobierno

Por la inflación, los gremios se preparan para aplicar la “cláusula gatillo”

Por la inflación, los gremios se preparan para aplicar la “cláusula gatillo”
octubre 26
12:00 2017

Con los aumentos en tarifas y naftas previstos para después de las elecciones y la proyección de que la suba sostenida de precios superará la meta pautada por el Gobierno nacional, los sindicatos ya piensan en ajustar sus acuerdos salariales.

Con el último trimestre del año en marcha, los gremios que cerraron sus discusiones paritarias con “cláusula gatillo” incluida empiezan a seguir de cerca los índices de inflación acumulada en lo que va del año y las proyecciones que indican que 2017 cerrará con una suba sostenida de precios superior a la prevista por el Gobierno nacional, de entre 17 y 20 por ciento.

La “cláusula gatillo” es una condición que se empezó a incorporar en las negociaciones salariales de este año y que algunos sindicatos aceptaron con la lógica de no sobrepasar el techo que pretendía el Ejecutivo, en torno a los 20 puntos, pero con una herramienta que les permitiera renegociar si la inflación no cedía.

La suba de la nafta y los aumentos de tarifas previstos para después de las elecciones sugieren que la inflación no cederá.

Si bien los precios aumentaron en menor intensidad con respecto a 2016, cuando la suba acumulada rondó el 40 por ciento, el descenso no fue el esperado. De acuerdo al índice oficial del Indec, entre enero y septiembre, se acumuló una inflación de 17,6 por ciento y tanto las consultoras privadas como el FMI estiman que el año cerrará con un promedio de entre 22 y 23 puntos.

[ctt template=»5″ link=»fQjJo» via=»yes» ]El sindicato de Comercio, que cerró paritaria con 10% en abril y otro 10% en julio atado al ajuste por inflación, ya piensa en disparar cláusula gatillo.[/ctt]

Volver a discutir
En ese marco, el sindicato de Comercio, que cerró su paritaria con un aumento de diez por ciento en abril y otro diez por ciento a partir de julio atado al ajuste por inflación, ya piensa en disparar la cláusula.

“El acuerdo preveía el primer monitoreo en octubre para ver la evolución de la inflación y la proyección indica que, para diciembre, vamos a estar superando los 20 puntos que estimaba el Gobierno y el poder adquisitivo no puede esperar. Ya perdimos un doce por ciento el año pasado y no vamos a permitir que vuelva a pasar, así que creemos que, de acá a diciembre, tenemos que recuperar unos cuatro o cinco puntos”, aseguró a El1 Digital Ernesto Ludueña, referente del gremio en La Matanza.

La certeza de los nuevos aumentos en las tarifas de servicios públicos que ya confirmó el Gobierno nacional para los próximos meses, más el ajuste en el precio de las naftas que ahora está liberado al mercado, son otros de los factores que pesan en las proyecciones pesimistas en cuanto a la inflación y, por ende, cuestiones que los gremios ponderan.

“La cláusula nos permite discutir nuevamente y volver a sentarnos para no quedar atrás de la inflación y, si bien este año logramos que todo el aumento salarial se complete en julio, hay una realidad: las cosas aumentan más que lo que dice el Indec, los salarios van por la escalera y los precios por ascensor. Los alimentos no suben menos de un diez por ciento por mes y el trabajador siente un nivel de inflación superior al que dicen las estadísticas”, observó Heraldo Cayuqueo, secretario general de la UOCRA en La Matanza.

Los obreros de la construcción sellaron un incremento de 21 por ciento en dos cuotas con una cláusula gatillo automática a aplicar en octubre y enero apenas se superara ese porcentaje, por lo que el referente sindical matancero consideró que “habrá que activarla”.

Otro de los sindicatos que incluyó el ajuste por inflación fue la Asociación Bancaria, que cerró un acuerdo que rondó el 27 por ciento si se tiene en cuenta un porcentaje correspondiente a la pérdida de poder adquisitivo del año pasado y algunas recomposiciones por el Día del Bancario.

“El porcentaje que está atado al ajuste por inflación es el 19,5 por ciento que cerramos correspondiente a 2017. Nosotros ya pedimos la aplicación de la cláusula porque creemos que ya se perdió poder adquisitivo, pero hasta ahora no tuvimos respuesta”, explicó Alberto Weisse, delegado regional del gremio a nivel local.

En el caso de los trabajadores bancarios, el ajuste se computará directamente cuando se supere ese 19,5 por ciento tomando como referencia la inflación medida por el Indec, aunque Weisse planteó que “esos índices no reflejan la realidad”. “El drama va a venir después de las elecciones, cuando haya nuevos tarifazos en los servicios y aumente la nafta. El Gobierno va a intentar estirar la discusión hasta diciembre, pero vamos a endurecer nuestra postura”, advirtió el referente sindical.

Fuente: El1 digital

Últimas búsquedas laborales en la matanza