La Matanza Empresas

El Gobierno nacional exceptuó de la cuarentena a diez rubros industriales de La Matanza

 Gestión de Gobierno

El Gobierno nacional exceptuó de la cuarentena a diez rubros industriales de La Matanza

El Gobierno nacional exceptuó de la cuarentena a diez rubros industriales de La Matanza
mayo 19
12:34 2020

En el marco de la administración de la etapa actual del aislamiento y a pedido del intendente, Nación habilitó la reanudación de la producción en sectores como el automotriz, metalúrgico, textil y calzado. Las empresas deberán implementar estrictos protocolos sanitarios y proveer transporte a sus empleados.

Através de la Decisión Administrativa 818/2020 de la Jefatura de Gabinete nacional publicada este martes en el Boletín Oficial, Nación habilitó la reanudación de la actividad en diez rubros industriales de La Matanza. A partir de esta medida, en el Distrito, podrá reactivarse la producción de las industrias automotriz y autopartista; de indumentaria; metalúrgica, maquinaria y equipos; del calzado; gráfica, ediciones e impresiones; de la madera y muebles; juguetes; textil; química y petroquímica; y de plásticos y sus subproductos. Como parte de la misma medida, además, se eximió de la cuarentena obligatoria a otras ramas industriales de los partidos de Pilar, Quilmes, Tres de Febrero y Zárate, que se sumaron así a las excepciones que el Gobierno nacional ya había dictado la semana pasada para los distritos de General Pueyrredón, Luján, Avellaneda, Tigre y Merlo.

Cabe recordar que, en el marco del proceso de administración de la cuarentena para esta fase del aislamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -que La Matanza integra junto a otros 39 distritos bonaerenses y la Capital Federal-, la posibilidad de reanudar la producción surge a partir del pedido de los intendentes de cada municipio, quienes deben elevar sus respectivas solicitudes y protocolos de funcionamiento a Provincia. Si el Gobierno bonaerense evalúa que esa reactivación es posible sin poner en riesgo la curva de contagios, traslada los pedidos respectivos a Nación, desde donde se da el aval final a la medida. El proceso culmina una vez que cada intendente publica su propio decreto de habilitación de las actividades en cuestión.

A nivel local, el Municipio ya venía recibiendo, desde principios de mes, los pedidos de apertura de las industrias a través de un proceso que se inicia con la recepción de solicitudes por parte de la Secretaría de Producción, desde donde se evalúa la posibilidad de habilitación en base a los protocolos exigidos para minimizar los riesgos de contagio, lo que incluye, por ejemplo, la exigencia de que las empresas que buscan quedar exceptuadas pongan a disposición movilidad propia para que sus trabajadores eviten el uso del transporte público. Luego, esas solicitudes son evaluadas por las secretarías de Gobierno y Salud, para pasar finalmente al aval del intendente, Fernando Espinoza. Hasta la semana pasada, 49 empresas locales ya estaban en etapa de evaluación final del Municipio para ser elevadas a Provincia y, de allí, a Nación. Ahora, habrá que esperar que Espinoza dicte las medidas pertinentes para culminar el proceso de habilitación al que este martes el Gobierno nacional dio lugar con la mencionada decisión administrativa.

De acuerdo al texto publicado en el Boletín Oficial, los trabajadores involucrados en estas industrias quedarán exceptuados de la prohibición de circular, por lo que deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación, pero se aclara que “en todos los casos, se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus”, por lo que las empresas deberán garantizar que sus empleados “lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del transporte público de pasajeros”.

De todos modos, para controlar el impacto de esta mayor actividad sobre la curva de contagios, el Ministerio de Salud bonaerense deberá enviar un informe semanal a Nación para evaluar “la trayectoria de la enfermedad y la capacidad del sistema sanitario para atender a la población”. “Si la autoridad provincial detectare un signo de alerta epidemiológico o sanitario, deberá comunicarlo de inmediato a la autoridad sanitaria nacional”, aclara la normativa, por lo que, si desde la cartera sanitaria nacional se detecta una situación de riesgo con respecto a la evolución de la pandemia, las habilitaciones pertinentes pueden quedar sin efecto. La Provincia también tiene potestad para dar marcha atrás con las medidas si detecta un impacto negativo en la evolución de la pandemia a partir de estas aperturas.

La decisión del Gobierno nacional publicada este martes está en sintonía con los lineamientos generales para la administración de la cuarentena que la Provincia fijó en las últimas horas, con las que, por ejemplo, quedó habilitada la actividad manufacturera, la construcción privada y la actividad comercial barrial, aunque su aplicación práctica depende de la demanda de cada intendente, previa evaluación de la situación epidemiológica en su respectivo distrito.

 

Fuente: El1Digital