La Matanza Empresas

El Gobernador Kicillof anunció un plan de ayuda económica para comercios y PyMEs afectados por la pandemia

 Gestión de Gobierno

El Gobernador Kicillof anunció un plan de ayuda económica para comercios y PyMEs afectados por la pandemia

El Gobernador Kicillof anunció un plan de ayuda económica para comercios y PyMEs afectados por la pandemia
julio 06
18:22 2020

La Provincia implementará distintos programas de asistencia a través de ARBA, el Banco Provincia y los ministerios de Trabajo y Producción para asistir con el pago de salarios, generar nuevas líneas de crédito y aliviar la carga impositiva a los sectores considerados no esenciales durante la pandemia y a quienes no fueron alcanzados, aun, por las medidas de Nación.

Acompañado por su gabinete económico, el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció, este lunes al mediodía, una serie de medidas destinadas a paliar la crisis económica de los comercios y PyMEs de la Provincia, que ya venían atravesando una delicada situación que la pandemia terminó de agravar por el parate de la actividad en el que muchos se encuentran desde marzo. En ese marco, se presentó el programa integral de Asistencia a Sectores Afectados por la Pandemia (ASAP), que consiste en cuatro líneas de ayuda que se implementarán a través de ARBA, el Banco Provincia, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Producción y que apuntan a «complementar las medidas que ya puso en marcha el Gobierno nacional, con un esfuerzo millonario». «Cada medida que tomamos en la pandemia es para que, en la pospandemia, tengamos una Provincia mejor», aseguró el mandatario provincial.

«Queremos acompañar y sostener la actividad durante esta etapa tan compleja como es la pandemia, absolutamente inesperada e inédita y que ha afectado fuertemente a la faz productiva de la Provincia, y que nos demanda, todo el tiempo, nuevos instrumentos. Lo que estamos haciendo, al sostener a las empresas durante este parate tan fuerte, es estar listos para que, cuando pase la pandemia, podamos ponernos a trabajar rápidamente», apuntó el Gobernador durante la presentación, en la que también destacó que las últimas proyecciones del FMI hablan de una caída del 4,9 por ciento en el PBI mundial y de 9,4 por ciento en el caso particular de Latinoamérica, como producto de la crisis desatada por la crisis del coronavirus.

Kicillof anunció estas medidas junto a sus ministros de Producción, Augusto Costa; y de Trabajo, Mara Ruiz Malec; además de la secretaria de Comercio Interior nacional, Paula Español, y el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, durante una videoconferencia que encabezó desde La Plata y que fue seguida por más de 50 representantes de federaciones y cámaras empresarias. El Gobernador enfatizó que parte de estas herramientas fueron consensuadas junto a ese sector y que «muchas son el resultado de los pedidos que nos acercaron». «Esto es el resultado de haberlos escuchado», agregó, al tiempo que Costa destacó que «las medidas buscan atender la situación de crisis que atraviesan muchos sectores por la pandemia y complementar las políticas que ya viene aplicando Nación, con la idea de atender las especificidades de la Provincia».

En ese sentido, Kicillof repasó que las empresas bonaerenses ya recibieron 31.000 millones de pesos a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) con que Nación cubre el 50 por ciento de los salarios del sector privado, mientras que, a través de los créditos a tasa cero para monotributistas, se destinaron 17.000 millones de pesos a la Provincia. Los créditos para PyMEs a una tasa de 24 por ciento de interés, en tanto, representaron una ayuda de 70.000 millones de pesos a nivel bonaerense. «Las medidas que estamos anunciando buscan complementar esas ayudas porque, por diversas cuestiones, algunas empresas no pudieron acceder y otras que sí lo hicieron, necesitan una asistencia específica por cuestiones puntuales vinculadas con su propia territorialidad», agregó.

«Esta una expresión del trabajo conjunto que estamos desarrollando desde el inicio de la gestión y que se ha reforzado con la pandemia. Es importante, también, por la llegada territorial que permite apuntar a sectores a los que, quizás, desde Nación no se llega y que el conocimiento desde la Provincia y los municipios puede complementar. La Provincia es el corazón productivo del país y es importante que podamos complementar lo que se viene haciendo desde el Gobierno nacional para empezar a pensar, también, en la pospandemia», coincidió Español.

En qué consiste el programa ASAP

Las líneas de asistencia anunciadas este lunes se basan en cuatro ejes de acción que se implementarán a través de distintas carteras del Ejecutivo y de otros organismos públicos, como ARBA y el Banco Provincia.

Programa de Preservación del Trabajo: se implementará a través del Ministerio de Trabajo, que destinará un total de 500 millones de pesos a brindar una asignación compensatoria del salario, por un monto de hasta 50 por ciento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que hoy asciende a 16.875 pesos,  por el plazo de tres meses, a micro y pequeñas empresas que no accedieron al ATP nacional u otras ayudas similares. Las beneficiarias serán unidades productivas del AMBA cuyas actividades se vieron especialmente afectadas por la pandemia, con imposibilidad de funcionar y caídas de ingresos, como comercios no esenciales, gastronomía y de servicios, como peluquerías y estéticas.  

Programa de Asistencia Financiera COVID-19: consistirá en tres líneas crediticias que pondrá en marcha el Banco Provincia. La primera serán los Préstamos Evolución, un crédito con una tasa de interés de 35 por ciento anual y un monto máximo de cinco millones de pesos para financiar capital de trabajo, con un período de gracia de tres meses y un plazo de pago de doce meses, destinado a empresas de todos los sectores que quedaron afuera de las líneas de préstamos ya existentes.

Además, se suma la Tarjeta Pactar, una herramienta de compra para empresas destinada a la adquisición de bienes de capital, insumos y materias primas, con una tasa de 35 por ciento y un plazo de 180 días para empresas comerciales, industriales y de servicios con buena calificación crediticia. La última línea es el Compre Bonaerense, con financiamiento para la adquisición de bienes de capital, nuevos y usados, para ser aplicados a la producción de bienes y servicios. Se financiará hasta el cien por ciento de la inversión en 36,48 y 60 meses a tasas de 20, 22 y 24 por ciento, respectivamente.

Programa de Asistencia Tributaria de Emergencia: lo aplicará ARBA, en base a distintas acciones. Una será una reducción de las alícuotas de los regímenes de deducciones de Ingresos Brutos para PyMEs con ingresos declarados de hasta un millón de pesos en 2019 y empresas con caída de ventas y un aumento de la relación deducciones/impuestos. Además, las empresas que por su facturación están obligadas a ser agentes de recaudación podrán contar con 30 días para ingresar sus percepciones y accederán a un plan de pagos para las que tengan deudas por omisión de esos ingresos.

En paralelo, se implementará una compensación de los saldos a favor que tengan los contribuyentes de Ingresos Brutos para aplicar esos saldos al pago de deudas acumuladas de otros impuestos, como el Automotor y el Inmobiliario, y se elevará a 300.000 pesos el monto para devoluciones automáticas de los saldos a favor, siempre que las empresas no hayan dado indicios de evasión.

A eso se sumará un plan de pagos COVID-19 para saldar las deudas tributarias de todos los impuestos que cobra ARBA contraídas durante la pandemia, con planes de pago de hasta 18 cuotas, para las empresas que entre marzo y mayo hayan declarado ingresos hasta un cinco por ciento mayores que en 2019. También, habrá una extensión de los planes generales de pago para las deudas de todos los impuestos generadas hasta el 31 de mayo, para todos los contribuyentes y todos los sectores productivos.

Por último, se implementará un programa de bonificación de Ingresos Brutos como alivio fiscal para los contribuyentes más afectados por la pandemia, como comercios y empresas no esenciales que no pudieron funcionar, además de peluquerías, estéticas y el sector turístico y de la cultura. En esos casos, tendrán una reducción del 15 por ciento hasta fin de año, por más que regresen a la actividad antes de diciembre, y las empresas que califiquen como MiPyMEs podrán acceder a un descuento adicional de 35 por ciento para reducir a la mitad la carga de ese impuesto.

Fondo Municipal para la Reactivación de la Cultura y el Turismo: el Ministerio de Producción pondrá a disposición un fondo de 300 millones de pesos, que se distribuirá entre los 135 municipios, destinado a los gastos de adecuación de locales y espacios culturales y turísticos para que, cuando puedan reabrir sus actividades, ya se hayan adecuado a los nuevos protocolos sanitarios para su funcionamiento. Cada municipio deberá encarar un relevamiento de los sectores a los que se podría llegar con esta ayuda para que la Provincia gire los fondos pertinentes.

 

Fuente: El1Digital