La Matanza Empresas

El caso de los jóvenes emprendedores que triunfan en Miami con un modelo de negocio argentino

 Gestión de Gobierno

El caso de los jóvenes emprendedores que triunfan en Miami con un modelo de negocio argentino

El caso de los jóvenes emprendedores que triunfan en Miami con un modelo de negocio argentino
julio 06
12:00 2017

Carlos Pochetto y Diego Colmenero crearon una marca de hoteles en Buenos Aires y luego la trasladaron a Estados Unidos. Con economías y mercados diferentes llegaron a convertirse en los más recomendados de los buscadores turísticos ¿Cómo fue la transformación del pequeño hotel boutique a una cadena?

e conocieron cuando estudiaban administración de empresas en la Universidad de San Andrés, allá por el 2001. Su primera decisión en equipo fue incursionar en el negocio del real estate, primero construyendo pequeñas viviendas y luego migrando a la actividad hotelera.

Hoy, con más de una década de prueba y error, triunfan en la Argentina y en Miami, fueron elegidos por Forbes como emprendedores del año y sus hoteles rankean en los primeros lugares de los buscadores turísticos.

El camino hacia la consolidación de la empresa transitó por varias etapas, pero los cimientos fueron sólidos y sostenidos: por un lado, apostar al negocio del real estate, que protege de los vaivenes estacionales; y luego elegir una actividad con un consumidor muy particular, como es el turístico.

La otra clave fue el concepto que eligieron para sus hoteles, que les permitió diferenciarse en el mercado local y luego dar el gran salto hacia Estados Unidos.

«Urbánica es un concepto de hotel boutique con pocas habitaciones. Ese fue nuestro primer hotel, ubicado en la zona de Belgrano. Como nos empezó a ir muy bien y siempre estaba la disponibilidad completa, pensamos en expandirnos y lo que hicimos fue construir otro hotel a muy pocas cuadras. Esto lo que nos permite es mantener el concepto de exclusividad pero compartir los costos operativos«, explicó Pochetto.

Esta decisión fue la más importante para poder sostener el estilo de pocas habitaciones, que reducen la rentabilidad, pero minimizando los gastos al unir la administración. Así, entre los dos hoteles, suman 100 habitaciones.

Después de probar suerte con ese modelo en la Argentina, Pochetto y Colmenero migraron hacia Estados Unidos, donde hace 20 años vive la familia de uno de los socios, lo cual hizo un poco más fácil el desembarco.

Allá empezaron a trabajar con el mismo concepto: hoteles chicos, con su propio estilo, pero ubicados muy cerca uno de otro con el fin de optimizar los costos administrativos.

[ctt template=»5″ link=»8di60″ via=»yes» ]Pochetto y Colmenero migraron hacia EEUU y trabajaron el concepto de hoteles chicos, con estilo propio, muy cerca uno de otro.[/ctt]

El primero fue Urbánica – The Meridian Hotel, ubicado en pleno corazón de South Beach; luego comenzaron a trabajar en The Sofi Hotel, que estará finalizado en un plazo de 10 meses y recientemente compraron otro terreno para un nuevo proyecto.

También en este caso, las obras funcionarán a modo de un resort,donde los huéspedes podrán hacer uso de los beneficios de uno y otro. Pero además, cada uno tendrá su características especial.
«Entre las tres propiedades armaremos un distrito con un restaurante, un café y un bar que estén vinculados, y cada uno será identificado por esas instalaciones», comentó Pochetto.

«Miami es una plaza complicada, donde hay inversiones multimillonarias. Nosotros empezamos con pequeños hoteles boutique y para solventar los costos tenemos más propiedades en la misma zona.  Entre los tres vamos a tener 150 habitaciones», agregó.

Dos mercados, dos realidades

Construir en la Argentina es muy diferente a hacerlo en Estados Unidos. Y también varían los precios de cada plaza.

«Hay muchas diferencias. Estados Unidos siempre fue una plaza que nos gustó y teníamos en vista, pero es más caro. En la Argentina el problema es que el negocio se replantea todos los días, pero los costos son menores», comentaron los socios.

En Miami el solo hecho de comprar un terreno es muy caro. «El costo de construir una habitación en Estados Unidos comparado con la Argentina es de dos a tres veces más elevado. Pero es más rápido y seguro el recupero de la inversión», explican los socios.

Para comparar, mientras que en el valor de una habitación en Miami Beach, que se construye desde cero, es de u$s350.000, en la Argentina el costo es de u$s170.000.

«Lo que ayuda allá es el crédito y con un pequeño capital propio se puede terminar el proyecto. Luego, la actividad diaria y sostenida ayuda al recupero de la inversión, lo que termina haciendo que el negocio sea igual o más rentable«, aseguran los dueños de Urbánica.

Otro factor a favor es que los proyectos se desarrollan en un plazo muy corto de tiempo. Si bien la aprobación de la obra es lenta, una vez que se pasa ese obstáculo en 10 meses se edifica. Así, el segundo proyecto estará listo a mediados de 2018 y para el tercero se esperan 10 meses para los planos más otro año para la construcción. Podría estar listo en 2019.

Más allá de estos desarrollos en Miami, en la Argentina los empresarios siempre siguen mirando el mercado. «La verdad es que más allá de la hotelería, consideramos que el negocio principal es el real estate. Esta actividad de fondo la que hace que valga la pena».

Así, la búsqueda de nuevos desafíos continúa tanto en la Argentina como en Estados Unidos, los dos países que estos empresarios, ahora seleccionados por la revista Forbes entre los emprendedores del año, están atentos a lo que vendrá.

Fuente: iProfesional

Últimas búsquedas laborales en la matanza