La Matanza Empresas

1 de cada 4 empresarios PyME no recibe asesoramiento en gestión empresarial pero le gustaría recibirlo

 Gestión de Gobierno

1 de cada 4 empresarios PyME no recibe asesoramiento en gestión empresarial pero le gustaría recibirlo

1 de cada 4 empresarios PyME no recibe asesoramiento en gestión empresarial pero le gustaría recibirlo
febrero 18
20:00 2016

Aunque uno de cada cuatro empresarios manifiesta que desearía hacerlo, la contratación de profesionales en Ciencias Económicas para el asesoramiento en mejoras de procedimiento o en gestión empresarial es infrecuente.

En la actualidad los desafíos que enfrentan las PyME son innumerables: desde fusiones y nuevos clientes, hasta el aumento de la competencia, cambios en los mercados y desarrollo de la tecnología. Sin embargo, enfrentar con éxito estos desafíos y las propuestas de solución para los mismos no dependen solo de la dirección de la empresa, sino también en la participación simultánea de empleados y agentes externos para alentarlos a asumir responsabilidades, modificar hábitos y tomar la iniciativa ante nuevos proyectos; es decir acciones favorables orientadas al crecimiento de la empresa.

En general, no se contratan profesionales en Ciencias Económicas para el asesoramiento en mejoras de procedimiento o en gestión empresarial, aunque uno de cada cuatro manifiesta que querría hacerlo.

En la actualidad son innumerables los desafíos que enfrentan las PyMEs, desde fusiones, nuevos clientes, aumento de la competencia, cambios en los mercados y desarrollo de la tecnología. Sin embargo, la solución a estos desafíos no se encuentra solo en manos de la dirección, sino también en la participación simultánea de empleados y agentes externos para alentarlos a asumir responsabilidades, modificar hábitos y tomar la iniciativa ante nuevos proyectos; es decir acciones favorables orientadas al crecimiento de la empresa.

La mejor forma de prevenir una crisis y asentarse sobre bases sólidas la continuidad y crecimiento de la empresa sería, en primera instancia, reconociendo todos aquellos factores pasibles de comprometerla, como pueden ser:

• La concentración de la propiedad de los activos y de las decisiones o control empresario en unas pocas personas, generalmente grupo familiar.

• Una débil presencia de políticas de control interno, las cuales son reemplazadas por la intervención personal de los dueños/administradores.

• Una inadecuada separación entre operaciones y transacciones de la empresa y las personales del dueño.

• Bajo nivel de profesionalización o técnico en el personal del área administrativa – contable

• Problemas financieros producto de errores en las decisiones por no haber consultado en su debido momento a un profesional capacitado.

Es menester recurrir a un profesional de Ciencias Económicas con el fin de analizar las fuerzas externas del mercado y descubrir las nuevas oportunidades y amenazas que se le presentan, sabiendo aprovecharlas y de esta manera ayudar al crecimiento de la PyME.

El empresario debe hacerse cargo, junto al profesional en Ciencias Económicas que lo asesore, de la planificación estratégica de su PyME, la cual se basa en las actividades destinadas a reducir costos, mediante el estudio de los objetivos de la empresa, de su situación actual, valorando los puntos fuertes y débiles.

Asimismo, en el plan estratégico se debe contar con procedimientos de control para verificar si el mismo es efectivo. De no serlo, poder efectuar las correcciones necesarias para que el plan y los objetivos sean viables.

Además, el profesional debe analizar si la empresa cuenta con los capitales mínimos necesarios para seguir el curso normal de sus negocios o si será necesario recurrir a un financiamiento externo, evaluando la posibilidad de solicitar préstamos a bancos y otras entidades financieras teniendo bien claro el destino del mismo y las tasas que la PyME está en condiciones de pagar.

Dicho estudio debe realizarse en base a flujos de fondos confeccionados por el mismo profesional, en los cuales se analizan todos los posibles futuros ingresos y egresos; y en base a este se decidirá si es conveniente o no recurrir al préstamo. Además, otros factores a analizar son los indicadores económicos y financieros, como por ejemplo la solvencia, liquidez y capital de trabajo con que opera la empresa.

El asesoramiento financiero no se limita únicamente en las inversiones que pueda llevar a cabo la empresa. Una persona puede ser muy buena para hacer negocios pero otra cosa es planificar para un cierto período de tiempo, la idea es que con un asesor financiero se llegue a planificar, ordenar y ver más allá, aprovechando sus conocimientos de contabilidad, impuestos, seguros e inversión.

La contratación de servicios de Gestión y Asesoramiento administrativo – contable y de Asesoramiento impositivo – previsional está ampliamente difundido entre las PyMe industriales. Mientras que en general no se contratan profesional de Ciencias Económicas para asesoramiento en mejoras de procedimiento o en gestión empresarial, aunque uno de cuatro manifiesta que querría hacerlo.

Tal como podemos observar en el gráfico, existe una demanda insatisfecha en los últimos tres aspectos, que se puede observar tanto en el sector industrial como así también en el de software y servicios. Es menester que en un futuro no muy lejano los profesionales en Ciencias Económicas se focalicen en estos temas, ya que los demás se encuentran prácticamente colmados.

Es necesario que éstos profesionales se capaciten en todas las dimensiones del conocimiento, para asesorar a este tipo de empresas en una gran gama de alternativas y no sólo en las convencionales, como lo son la registración contable, los impuestos, etc.

Fuente: Observatorio de las Ciencias Económicas

Últimas búsquedas laborales en la matanza